You are now leaving Kedrion Corporate site. Medical information including licensed uses may be different outside of the EU countries.
NO
YES
NEWS / Eventos / .........

Eventos - 13-07-2015

Desde Toscana una prueba única en el mundo en el campo de las IDP

El 6 de junio pasado, en el Hospital Pediátrico Anna Meyer de Florencia, tuvo lugar “Juntos para el cuidado de los niños con inmunodeficiencia primaria (IDP)”, un evento organizado por el hospital pediátrico Meyer con el apoyo incondicional de Kedrion. El acontecimiento contό con la participaciόn de los expertos del hospital Meyer, los representantes de las instituciones, las asociaciones y las federaciones de donantes italianos así como  los padres de los niños afectados por deficiencias inmunitarias. El objetivo principal del evento consistiό en promover la detección neonatal de estas patologías, que Toscana implementó de manera vanguardista en el Centro Jeffrey Modell  – único centro pediátrico de Italia – que se encuentra precisamente ubicado dentro del hospital Meyer.

“La prueba precoz es muy importante – manifestó Chiara Azzari, Directora de Inmunología Pediátrica de la AOU florentina – ya que permite realizar el diagnóstico antes de que la inmunodeficiencia primaria provoque daños, es decir, que se manifieste con patologías asociadas que asumen una particular gravedad precisamente por la deficiencia inmunitaria que afecta al niño. Gracias a la colaboración de los equipos multidisciplinarios de investigadores, el hospital pediátrico Meyer ha desarrollado y aplica pruebas únicas en el mundo para el diagnóstico precoz de las inmunodeficiencias primarias (IDP),  que desde hace tres años se efectúan a todos los niños nacidos en Toscana (30 mil cada año). Y el diagnóstico precoz permite desde un primer momento la administración de terapias que garantizan una más que buena calidad de vida.”

“Para complementar la terapia antibiótica, los niños con defectos inmunológicos reciben un tratamiento con inmunoglobulinas, una cura de emergencia derivada del plasma humano” – explicó Massimo Resti, Director de la UOC de Pediatría del hospital Meyer. “Sin la valiosa donación de aquellos que dan voluntariamente su sangre, para estos niños no habría posibilidad de vida.”

“Creemos que además del beneficio terapéutico de las inmunoglobulinas,  ya sea que se suministren por vía endovenosa o subcutánea, es necesario considerar el alto valor social para los pacientes afectados por inmunodeficiencias y para sus familias” concluyó el Global Marketing Director de Kedrion, Ferdinando Borgese. “Hoy se puede y se debe poder contar con un diagnóstico cada vez más precoz y con total acceso a los tratamientos”.

Para más información por favor contactar: pressoffice@kedrion.com